Hay pocas cosas más molestas que la tos de tu vecino de asiento  en un concierto. Ricola ha querido trasladar esto al extremo, hasta tal punto de convertir lo que parecía  ser un concierto de música clásica en un “concierto de tos” para promocionar sus caramelos que suavizan la garganta y evitan estas situaciones.

Una acción creada por la agencia Jung von Matt/Elbe de Hamburgo que podéis ver a continuación…

Comment