Una gran cantidad de 'Me gusta' en Facebook, visitas en YouTube o seguidores en Twitter son objetivos buscados por muchas empresas y usuarios de las redes sociales. Según ha recogido The Guardian, en una investigación, es posible conseguirlos pagando un precio muy reducido, mediante trabajadores explotados en Bangladesh.

Bajo condiciones de salario pésimas, en un local de Daca, Bangladesh, estos creadores de 'Me gusta' han de crear perfiles falsos, uno tras otro, y acceder a las páginas solicitadas para 'clickar' en 'Me gusta'.

Durante la investigación se estableció que el precio por 1.000 'Me gusta' en una página de Facebook dedicada al gusto por los calabacines, tendría un precio de 15 Dólares.

Los empleados han de generar unos mil "Me Gusta" al día o el mismo número de seguidores en Twitter. Para ello, cuentan ya con cientos de cuentas falsas a las que tienen que ir accediendo una a una, en jornadas que pueden durar toda la noche.

Esta popularidad en internet es más importante de lo que puede parecer. El 31% de los consumidores comprueban las valoraciones, los 'Me gusta' y los seguidores de Twitter.

Estas fábricas de 'Me gusta' se aprovechan del bajo coste de una conexión a internet junto al incremento de la mano de obra barata. De hecho, este equipo de 'clickadores' de Bangladesh tiene un sueldo aproximado de tan sólo 120 dólares al año.

Comment